www.noticias.numerostoxicos.info es un espacio donde queremos recoger las noticias más actuales entorno al spam telefónico y el telemarketing, así como todo aquello relacionado con el mundo de Números Tóxicos (telefonía, Internet, acosos y abusos telefónicos, estafas, quejas y denuncias, agencias de recobro, sentencias judiciales...). Queremos ofrecer un lugar para estar informado, y por qué no, para opinar y comentar.


Todos los artículos publicados

Busca en Noticias|Números Tóxicos



NÚMEROS TÓXICOS SOCIAL


IMPORTANTE - Cómo recomprar tu deuda: conoce el derecho de retracto


Reseñamos este artículo como importante porqué somos conscientes que la existencia de la posibilidad de recomprar nuestras deudas a entidades de recobro o empresas especializadas en compras masivas de deudas con quitas importantes. Y consideramos muy importante saber y conocer que existe la posibilidad de recomprar la deuda vendida por el mismo valor por el cual se ha vendido.

Sabemos que este aspecto es muy desconocido y va a crear cierta controversia entre las personas asfixiadas por sus deudas. Es un secreto que las empresas de recobro no explican cuando recompran las deudas. Curioso que en las cartas que se reciben informando sobre la compra de una deuda nunca se incluya un apartado donde indiquen que existe este derecho de retracto. Y debemos ser conscientes que este derecho individual es una gran vía de escape en caso de contar con deudas asfixiantes.
Por todos es sabida la existencia de empresas, denominadas en el argot popular como "fondos buitre", que gestionan las compras de activos de dudoso cobro, es decir, deudas de bancos y financieras catalogadas de difícil recuperación. Estas deudas suelen ser, en gran parte, de particulares que han visto menguada su capacidad económica y son incapaces de afrontar sus deudas (muy común el caso de autónomos venidos a menos debido a la crisis, a los elevados impuestos, al impago de proveedores...).

Nos parece injusto que se desconozca un precepto del Código Civil, que posibilitaría que un particular con deudas elevadas pudiera evitar su total asfixia económica, o pudiera evitar ser embargado de por vida mediante un juicio monitorio, un juicio que curiosamente es interpuesto por las propias empresas de recompra de deuda. Creemos que en este punto las instituciones judiciales tendrían que tener mayor punto de vista y analizar al milímetro las situaciones, no sólo de las empresas demandantes, sino de los demandados. La justicia debería evitar injusticias, a la vez que velar porqué los derechos de toda persona no sean pisoteados por empresas con dudosa moralidad. Y para evitar que eso vuelva a ocurrir con tanta asiduidad (poca gente conoce este aspecto legal) hablamos del derecho de retracto.

 

El derecho de retracto

Este derecho viene tipificado, como hemos indicado anteriormente, en el Código Civil español, en su artículo 1.535 (hablamos de un código antiquísimo, datado de 1889), este artículo cita textualmente:

“Vendiéndose un crédito litigioso, el deudor tendrá derecho a extinguirlo, reembolsando al cesionario el precio que pagó, las costas que se le hubiesen ocasionado y los intereses del precio desde el día en que éste fue satisfecho.”

Dentro del derecho de retracto cabe indicar lo que señala su artículo 1.521, el cual remarca que el el deudor se subroga con las mismas condiciones estipuladas en el contrato. Es decir, el deudor debe, ahora, la deuda a una tercera empresa con las mismas condiciones del contrato inicial, no del contrato de venta de la deuda, el cual ofrece considerables quitas de la deuda. las empresas que recompran estas deudas informan de manera poco constatable esta recompra, bien informan por simple carta no certificada o simple llamada telefónica, algo que no demostraría, en ningún caso, de manera fehaciente esta compra de la deuda. Y, en ningún caso, se nos informa de nuestro derecho a recomprarles a ellos la deuda por el mismo valor de compra. Algo, que, curiosamente, olvidan indicar o informar.

Las entidades bancarias y financieras, ofreciendo de nuevo su peor cara, son capaces de vender las deudas de particulares con quitas importantes (en ocasiones hasta del 95%) a empresas dedicadas a su recuperación, que sin dudarlo requerirán el 100% más los costes y recargos por el impago, y en ocasiones acudirán a los tribunales cuando vean posibilidades de cobrar o de poder embargar bienes. Triste que una entidad bancaria traicione así a un cliente que por motivos "x" se vio obligado a no poder hacer frente a sus deudas, y en vez de llegar a acuerdos extrajudiciales o amistosos que facilitaran el pago (en ocasiones se hacen, pero sin llegar a extremos como las quitas a empresas de compras de deudas), se inclinan a deshacerse de sus deudas a sabiendas que quien las toma bajo su manto son empresas que únicamente buscan enriquecerse con la penuria económica.
Resulta ser un negocio redondo para estas empresas de recompra de deudas, pues, por ejemplo, una deuda de 10.000€ la compran por unos 1.000€, pero reclaman al deudor los 10.000€, más la demora del impago, los costes judiciales, los recargos... llegando la deuda reclamada a alcanzar cantidades elevadas, las cuales jamás serían reclamadas por las entidades bancarias. Imaginémonos deudas cuantiosas de cientos de miles de euros; en manos de una empresa de recompra de deudas significa una condena en vida para el deudor.

  • ¿Cómo recompramos nuestra deuda?
Este punto es extremadamente importante, pues determinará la posibilidad de recomprar nuestra deuda por el precio de venta, a la vez que también posibilitará que no puedan reclamarnos la deuda en su valor inicial y podamos oponernos en un juicio monitorio, y con suerte, incluso se nos cancele la deuda sin pago alguno.

Es clave que tras ser conocedores de manera fehaciente de la compra de la deuda debemos reclamar nuestro derecho de retracto. los pasos son simples, pero cabe agilidad y velocidad, pues únicamente se dispone de nueve días de plazo para oponernos a la cesión de la deuda y recomprarla. 

Los pasos que se deberían dar serían los siguientes:
  • Tras recibir comunicación formal y acreditativa de que el nuevo acreedor se ha hecho con nuestra deuda y nos informa que ahora le debemos el dinero a él*, debemos actuar. Esta comunicación debería ser mediante fax certificado, carta certificada, email certificado... A partir de esa fecha empezaría a transcurrir el plazo de nueve días, y tranquilos, el nuevo acreedor no nos informará del derecho de retracto ni como llevarlo a cabo.
  • Si recibiéramos carta o correo postal no certificado informando sobre la compra de la deuda es importante que le solicitemos que nos lo comunique fehacientemente a la vez que nos informe del valor de compra de la deuda.
  • tras ser comunicado fehacientemente tenemos nueve días para poner en conocimiento del juzgado nuestro derecho de retracto, la denominada "demanda de retracto", y debemos estar asesorados por abogado y procurador. Solicitaremos la extinción de la deuda por la misma cantidad por la que el nuevo acreedor la ha comprado, más costas e intereses legales. Si el nuevo acreedor se niega a informar sobre el valor de la compra o no se presenta al requerimiento judicial podemos solicitar la cancelación de la deuda o no reconocer el nuevo acreedor. De esta manera, el anterior acreedor ya no dispone de la deuda (no la podrá reclamar judicialmente), y el nuevo acreedor tampoco podrá tomar medidas legales al no haber respondido a la demanda de retracto.
 
Resumidamente:

- Existe el derecho de retracto, el cual posibilita al deudor a comprar la deuda por el mismo valor de venta al que ha sido vendida (se aplica la misa quita, que en ocasiones puede llegar al 80-90%).
- Se debe comunicar fehacientemente la compra de la deuda, vía fax, carta o email certificado.
- Dispondremos de nueve días a partir de conocer la venta de la deuda para reclamar nuestro derecho de retracto.
- Debemos interponer "demanda de retracto" y solicitar el servicio de un abogado y procurador.
- Si todo va bien, compraremos nuestra deuda con un valor muy inferior al inicial, aprovechándonos de la quita por la que las empresas de recompra de deuda se hacen con ingentes paquetes de deudas y reclaman su totalidad.
- Tras comprar nuestra deuda con la quita ésta quedará extinguida.
- Si la empresa que ha recomprado la deuda no responde a nuestra demanda podemos incluso cancelar la deuda oponiéndonos a reconocerla.


*A tener en cuenta: si la cesión se inscribe en el Registro de la Propiedad, el plazo de nueve días comenzará a correr desde su inscripción por el registrador, la cual debe ser notificada.

1 comentario:

  1. Muy interesante este concepto, no lo conocía

    ResponderEliminar

Explícanos tu experiencia, tu historia, tu opinión, o simplemente comenta nuestra publicación.

* Todos los comentarios deben respetar el aviso legal de Números Tóxicos (consulta aquí el aviso legal).

Este sitio web utiliza cookies de Google para prestar y mejorar la experiencia y los servicios, así como personalizar anuncios y analizar el tráfico web, recibiendo Google información.
Si continúa navegando en este sitio web, entendemos que acepta su uso. Más información sobre cookies.
Política de cookies +