www.noticias.numerostoxicos.info es un espacio donde queremos recoger las noticias más actuales entorno al spam telefónico y el telemarketing, así como todo aquello relacionado con el mundo de Números Tóxicos (telefonía, Internet, acosos y abusos telefónicos, estafas, quejas y denuncias, agencias de recobro, sentencias judiciales...). Queremos ofrecer un lugar para estar informado, y por qué no, para opinar y comentar.


Todos los artículos publicados

Busca en Noticias|Números Tóxicos



NÚMEROS TÓXICOS SOCIAL


Correos electrónicos falsos: No os dejéis engañar

En el mundo de Internet hay muchos (demasiados) intentos de engaño y estafa. Siempre hay que desconfiar e ir con mil ojos, pero por más cuidado y desconfianza que tengamos, siempre estaremos predispuestos a sufrir algún engaño o intento de estafa.
Cabe indicar que el phishing* es el aspecto más peligroso que ronda por Internet y del cual, con más probabilidad, podemos ser víctima, pero la moda de los correos electrónicos falsos parece que, más que estar en decadencia (es uno de los engaños más viejos), está renaciendo con cierta fuerza.
(*consulta otro artículo sobre phishing)
Los correos electrónicos falsos simplemente son simples emails que nos llegan a la bandeja de entrada de nuestro correo donde se nos explica, a veces de manera burda y en ocasiones de manera más elaborada, una trama o pretexto para recabar nuestros datos personales. De los datos personales que intentan obtener siempre se solicita la contraseña del propio correo electrónico al cual han enviado el mensaje, ¿raro no?.


Los correos electrónicos falsos pueden distinguirse por tres aspectos clave, los cuales tendríamos que tener siempre presentes cuando recibamos comunicaciones de personas desconocidas:
  1. Suelen provenir de direcciones desconocidas, con nombres dispares y sin sentido, por ejemplo gedyopp546@gmail.com.
  2. El mensaje suele contener muchas faltas de ortografía, de sintaxis o contener palabras fuera de contexto o mal traducidas.
  3. Suelen exponer motivos de contacto burdos como que se ha recibido una herencia, que te ha tocado un premio, que se está actualizando la base de datos de determinada empresa de servicios de mensajería...
Por un lado, los correos provienen de direcciones de correo desconocidas o raras, factor clave en su estrategia de no ser identificados. Una estrategia de engaños que si es destapada (alguien denuncia la estafa) las direcciones de email sin datos clave ni asociadas a personas o empresas son difíciles de poder rastrear. Así mismo, quien realiza estas prácticas fraudulentas utilizan infinidad de direcciones electrónicas para no dejar huella en sus envíos masivos. Por otro lado, utilizar nombres de empresas (que en ocasiones utilizan) les podría representar denuncias más serias que el hecho de simplemente utilizar direcciones sin sentido.
El otro aspecto a tener presente es que los mensajes suelen estar mal traducidos o realizados con cierto desconocimiento de la lengua de la persona que recibirá el mensaje (muchos correos provienen de mafias africanas dedicadas plenamente al phishing y a la mensajería electrónica falsa). Si recibimos un mensaje que duele a la vista leer deberíamos activar todas las alarmas, y tener presente que estamos delante de un mensaje falso.
Finalmente, debemos hacer hincapié en los pretextos que se nos exponen para conseguir que cedamos nuestros datos. Desde motivos de necesidad económica, de problemas familiares, de herencias conflictivas, llegando incluso a premios de lotería, sorteos o simplemente un mensaje solicitando los datos sin más. Estos serían los principales ganchos que utilizados para conseguir engañar a sus víctimas. Tenemos que ser desconfiados y actuar con racionalidad, dando por sentado que un desconocido no nos va a ofrecer una herencia de 900.000 € por casualidad y buena suerte.


Como consejo final desde Números Tóxicos promovemos que nunca respondáis a ningún correo electrónico de desconocidos o supuestas empresas a las que nunca hemos acudido o solicitado o comprado nada. Y nunca, absolutamente nunca, facilitar los datos de acceso a nuestros correos electrónicos, pues estas mafias buscan principalmente conseguir acceso a emails para vender datos y más datos, sin dejar de lado acciones delictivas mediante el uso de nuestros datos.
Os dejamos algunos ejemplos de mensajes falsos, para que, si nunca habéis recibido ninguno (aún) conozcáis de qué se trata:






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Explícanos tu experiencia, tu historia, tu opinión, o simplemente comenta nuestra publicación.

* Todos los comentarios deben respetar el aviso legal de Números Tóxicos (consulta aquí el aviso legal).

Este sitio web utiliza cookies de Google para prestar y mejorar la experiencia y los servicios, así como personalizar anuncios y analizar el tráfico web, recibiendo Google información.
Si continúa navegando en este sitio web, entendemos que acepta su uso. Más información sobre cookies.
Política de cookies +